miércoles, mayo 02, 2007

LEYENDA: ESPUMA DE MAR

Posorja lleva su nombe, en honor a una princesa indigena de una tribu que existio por estos lares hace mucho tiempo.

La princesa “Posorja”, le profetizo a Atahualpa, que unos hombres blancos, sentados en animales vendrian y dominarian el Tahuantisuyo, esto enfurecio a Atahualpa, por lo que ordeno la muerte inmediata de la princesa. Esta, alenterarse de la sentencia, se fue a la playa y camino en direccion al mar hasta que una ola la cubrio. el sitio donde eso ocurrio, se conoce hoy como “la poza del cura” , pues alli, un sacerdorte se metio a bañar y jamás volvió a salir.

Posteriormente, una lancha, perdio su motor, por lo que se contarto buzos profecionales para tratar de sacarla, quienes salieron despavoridos al ver en las profundidades, dos grandes faros que los iluminaban.

CARLOS RUIZ ZAMBRANO
DICIEMBRE DE 1948
POSORJA - CANTON GUAYAQUIL

Google